Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Viernes, 27 February 2015 22:56

Condenan a María del Pilar Hurtado y Bernardo Moreno por chuzadas

Hoy, 27 de febrero de 2015, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a la exdirectora del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), María del Pilar Hurtado y al exsecretario general de la Presidencia de la República, Bernardo Moreno, por el escándalo de las chuzadas a miembros de la oposición, magistrados y periodistas. La Corte indicó que la cuantía de las penas sería conocida en diez días.

María del Pilar Hurtado fue condenada por los delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación, violación ilícita de comunicaciones, falsedad ideológica de documento público y abuso de función pública.

Por su parte, Bernardo Moreno fue condenado por concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones y abuso de función pública. Previamente, en octubre de 2010, la Procuraduría General de la Nación destituyó a Moreno y lo inhabilitó por 18 años para ejercer cargos públicos.

En el fallo de hoy, la Corte indicó que “fue él, Bernardo Moreno, el determinador de las conductas de los funcionarios del DAS que cometieron estas irregularidades”.

Además, el alto tribunal aseguró que “en lo que atañe a Bernardo Moreno existe claridad en que en el desayuno de septiembre del 2007 dio la orden de que se obtuviera información del periodista (Daniel Coronell) sin que existiera motivo legítimo para hacerlo”.

Con respecto a los dos acusados, la Corte manifestó que “es claro que los acusados impartieron órdenes directas para la interceptación de este periodista, lo cual es ilegal”.

Según documentó la FLIP en su momento, entre el 2003 y 2009 ocurrieron  16 casos de periodistas víctimas de seguimientos, montajes, interceptaciones y amenazas, aunque es posible que la cifra sea superior.  Entre los comunicadores que fueron objeto de estas actuaciones se encuentran Hollman Morris, Daniel Coronell, Carlos Lozano, Gonzalo Guillén, Alfredo Molano y Claudia Julieta Duque. Hurtado, quien fue directora del DAS entre agosto de 2007 y octubre de 2008, reconoció que hubo interceptaciones durante su gestión, pero que estas fueron hechas por un funcionario que actuó sin su consentimiento. También declaró que “hubo un error y estoy dispuesta a renunciar”.

Durante el proceso contra Moreno y Hurtado se recibieron los testimonios de Fernando Tabares, exdirector de Inteligencia del DAS, y Martha Leal,  exsubdirectora de Operaciones de esa entidad, quienes dieron declaraciones en las que quedaba en evidencia la participación de  Hurtado y Moreno en los seguimientos a miembros de la oposición, magistrados y periodistas.  Tabares afirmó que en un desayuno en septiembre de 2007 “el doctor Moreno le manifiestó a María del Pilar Hurtado que el interés del señor presidente de la República era que el DAS lo mantuviera informado sobre cuatro temas principales: la Corte Suprema de Justicia, los senadores Piedad Córdoba y Gustavo Petro, y el periodista Daniel Coronell”. Por su parte, Leal relató en su testimonio, entre otras cosas,  que el seguimiento a dicho periodista había existido y que se montó una fachada para obtener información de cuáles eran sus fuentes.

El 23 febrero de 2009, la Fiscalía General de la Nación allanó las oficinas del DAS y encontró que existieron dos grupos especiales encargados de hacer los seguimientos ilegales, conocidos como G-3 y GONI (Grupo de Observación Nacional e Internacional). El primero de estos bajo la dirección de Jorge Noguera Cotes entre marzo de 2003 y el 26 de octubre de 2005, el segundo de estos durante la gestión de Hurtado. La vinculación de Hurtado con las actividades del GONI quedó en evidencia en julio de 2010, cuando Germán Ospina, jefe de dicho grupo, afirmó que “Jorge Lagos y María del Pilar Hurtado pedían datos, porque desde la Presidencia exigían información sobre investigaciones a los magistrados".

María del Pilar Hurtado se encontraba en Panamá huyendo de la justicia hace aproximadamente cuatro años. No obstante, el 30 de enero del 2015 se entregó en la Embajada colombiana en Ciudad de Panamá. Por su parte, Bernardo Moreno se encuentra en libertad hasta que se determine la cuantía de la pena que se le impondrá.

La FLIP destaca este avance en el esclarecimiento de estos hechos que constituyeron violaciones graves a la libertad de prensa en el país. No obstante, recuerda que, como lo afirmó el diario El Tiempo, pese a que se han identificado 68 posibles responsables por parte de la Fiscalía, menos de 20 de estos se encuentran en la cárcel. La FLIP hace un llamado para que la decisión tomada el día de hoy sea un insumo para la efectiva sanción de todos los comprometidos.