Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Wednesday, 16 September 2020 06:25

Guzmán Quintero, 21 años sin respuesta

Guzmán Quintero era periodista y estaba a punto de celebrar su primer año como jefe de redacción del diario El Pilón. El día jueves, 16 de septiembre de 1999, había salido a departir con dos de sus colegas en Valledupar cuando un sicario le disparó. 

Guzmán se había consagrado al periodismo de investigación en la región. Denunció las acciones tanto de la guerrilla, como de militares y paramilitares en el Cesar. En 1995, recibió amenazas contra su vida por haber denunciado la aparición de nuevos grupos armados en el centro del departamento. Sin embargo, para el momento de su asesinato todo parecía estar más tranquilo, pues no había recibido amenazas. 

Periodista de tiempo completo

Guzmán tuvo su primera conexión con el periodismo cuando vivió de cerca el nacimiento del primer diario de Valledupar, El Diario Vallenato. Estaba cursando el bachillerato y colaboraba con algunas cosas de la redacción. Luego decidió estudiar comunicación social en la Universidad Autónoma del Caribe para aportarle a  Valledupar desde un periodismo más académico y no solo empírico.

“El 80% de la vida de Guzmán era periodismo”, dice Yuri, el hermano. A pesar de que apreciaba a su familia, la mayor parte del tiempo Guzmán se dedicaba a investigar temas de interés para el Cesar. “Tanto era que se dedicaba al periodismo, que Guzmán dormía con el radio prendido y si pasaba alguna noticia importante era capaz de despertarse”, cuenta Yuri aún con asombro y nostalgia.

Su pasión por el periodismo lo llevó a proponer el pregrado de comunicación social en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia para la seccional del Cesar. Se desempeñó como coordinador del programa y también daba algunas clases. Estaba comprometido con la creación de nuevos periodistas para la región. 

La investigación

Después de 21 años de su asesinato, solamente se han condenado a los autores materiales. Aunque en 2019 su crimen fue declarado de lesa humanidad, muy poco ha avanzado la Fiscalía en la investigación sobre los determinadores. No se han destinado nuevos recursos al caso y tampoco se ha recogido todo el material probatorio necesario. Según la misma Fiscalía, el paso del tiempo ha sido el principal obstáculo para avanzar con la investigación. Yuri considera que ninguno de los autores materiales que han sido condenados tiene relación con el homicidio de su hermano. “A Guzmán lo mataron agentes del Estado”, afirma Yuri. 

Reynaldo Villalba, integrante del colectivo de abogados que lleva el caso, explica que la condena a los autores materiales hizo parte de un plan para desviar la investigación del caso y evitar que se siguiera escalando en la cadena de mando que operó detrás del crimen del periodista.

La familia de Quintero consideraba que se habían cometido tantas injusticias, que en el 2014, Yuri publicó el libro “¿Quiénes y por qué mataron al periodista?”. El libro fue escrito especialmente para entregárselo a los fiscales y al juez del caso. Era una recolección de las investigaciones que Guzmán realizó que involucraron a la fuerza pública. La familia creía que esa sería la prueba de que el crimen sucedió a causa de su oficio como periodista. 

En la familia de Guzmán las heridas no han sanado. El recuerdo de Guzmán está siempre presente. Lo invocan como el humanista que siempre fue. “No solo pedimos que haya justicia, sino que el Estado se comprometa a una no repetición”, exige Yuri. 



Friday, 25 August 2017 07:48

Héctor Abad Gómez

Aunque médico de profesión, también se dedicó al periodismo y a la política, oficios a través de los cuales exigió y gestionó mayores recursos para la salud pública y la educación, en vez de que éstos fueran invertidos en la guerra. Lo asesinaron por su labor como activista de derechos humanos y sus constantes denuncias a las injusticias en El Mundo, El Espectador, El Tiempo o en su programa radial Pensando en voz alta en la Emisora Cultural de la Universidad de Antioquia. Fue incluido en una ‘lista negra’ de los nacientes grupos paramilitares de la época.

El médico periodista

Un podcast realizado por María Paula Aristizábal para conmemorar los 30 años del asesinato de Héctor Abad Gómez. ¿Por qué un médico de profesión se dedicó al periodismo?

 

Un político distinto

Además de médico y periodista, Héctor Abad Gómez era político. Meses antes de su asesinato, el 25 de agosto de 1987, Abad fue candidato a la Alcaldía de Medellín. Este es el segundo de una serie de podcast con los que la FLIP quiere rendir un homenaje a Héctor Abad Gómez tras 30 años del magnicidio.
Realización: María Paula Aristizábal

El periodista de la salud pública

Abad Gómez no solo fundó la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, también puso este tema en la agenda mediática. En sus programas de radio o columnas de opinión, el médico enseñaba y hacía énfasis en la necesidad de ciertos hábitos y políticas que eran urgentes para evitar las enfermedades en la población. El siguiente es un podcast sobre esa faceta del médico y periodista.
Realización: María Paula Aristizábal

Héctor Giraldo Gálvez era abogado, periodista y miembro de la junta directiva de El Espectador. Hoy, tras 32 años de su asesinato, recordamos su historia.

Desde su llegada al diario en 1965, su pasión y compromiso con la verdad acompañaron su trabajo en la unidad investigativa. Una de sus grandes investigaciones fue sobre la crisis financiera generada por el Grupo Grancolombiano.

Gracias a su trabajo, actualmente se conocen los nexos de Pablo Escobar y el cartel de Medellín con el magnicidio de Guillermo Cano, ocurrido el 17 de diciembre de 1986. El éxito de sus investigaciones lo convirtió en un blanco para el Cartel de Medellín. El miércoles 29 de marzo de 1989, Héctor fue atacado en su automóvil por dos sujetos que le dispararon desde una moto cuando se dirigía a uno de los juzgados. 

En la FLIP no olvidamos la lucha de Héctor en contra de la impunidad. Gracias por recordar con nosotros. 

Para escuchar la historia completa, de clic en el siguiente audio.

 

Ismael Jaimes Cortés era periodista, presidente del partido político Unión Patriótica y director del periódico La Opinión del Magdalena Medio, en Barrancabermeja, Santander. Hoy tras 29 años de su asesinato recordamos su trayectoria. 

A sus 35 años y con la creación del diario La Opinión del Magdalena Medio, Ismael había encontrado en el periodismo la forma de profundizar en los problemas sociales de su comunidad.

Pese a que Ismael había recibido amenazas durante su ejercicio político, sus colegas afirman que durante su ejercicio como periodista nunca les expresó que corría peligro. Sin embargo, a las 7 de la mañana del 6 de mayo de 1992, Ismael fue asesinado por hombres que le dispararon en el barrio Torcoroma.

En 1998, el Tribunal Administrativo de Santander vinculó al Coronel Rodrígo Quiñonez como autor intelectual y a Ancízar Castaño, alias “cachetes”, como autor material al servicio de la Red de Inteligencia Número 7 de la Armada Nacional. Y se identificó que el trabajo periodístico de Ismael y sus denuncias sobre la participación de la Fuerza Pública y del accionar de grupos paramilitares en varias de las masacres cometidas en la región habían sido el móvil para su asesinato

Sin embargo, los suboficiales que realizaron la denuncia temían por su vida y se retractaron de sus declaraciones. En consecuencia y ante la falta de otras pruebas determinantes para vincular al Estado en el crimen, el caso prescribió en 2012 sin que nadie fuera judicializado por el homicidio

En la FLIP rechazamos el asesinato de los periodistas y líderes sociales que al igual que Ismael denuncian los abusos del Estado. Gracias por recordar con nosotros. 

Para escuchar la historia completa, reproduce el siguiente audio. 

 

Tuesday, 17 August 2021 09:17

Iván Darío Pelayo, 26 años de impunidad

Iván Darío Pelayo trabajaba como director de la emisora Llanorámica Estéreo en Puerto Rondón, Arauca, cuando fue asesinado hace 26 años por el ELN. Este grupo armado lo acusó de ser colaborador de grupos paramilitares.

Su caso prescribió en 2015, luego de que en febrero de 1998 la Fiscalía Especializada de Cúcuta suspendiera las investigaciones. En la actualidad, se desconocen los autores materiales e intelectuales del crimen. De acuerdo con la documentación de la FLIP, la Fiscalía solo destinó tres años a la investigación del homicidio

La muerte de Iván también supuso el fin de Llanorámica Estéreo. Con esto, se afectó el derecho a la información de la comunidad de Puerto Rondón. 

Nuestro equipo FLIP no ha podido contactar a colegas o personas cercanas a Iván Darío. Si usted lo conoció o tiene pistas de quiénes pudieron haber tratado con él, puede escribirnos a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

En la FLIP no olvidamos a los y las periodistas que han sido asesinados por causa del conflicto armado mientras cumplían con su labor. 

Sunday, 13 August 2017 17:07

Jaime Hernando Garzón Forero

La parodia y la sátira política en Colombia tiene un antes y un después de Jaime Garzón Forero. El protagonista de Zoociedad Tv y ¡Quac! El Noticero, fue un abogado que desde el humor criticó de frente al poder, al narcotráfico, a la sociedad colombiana y hasta al mismo periodismo. 

En este podcast se recuerdan algunas facetas del creador de Heriberto de la Calle.

 

El 20 de septiembre de 2004, el voceador de prensa Jairo Alberto Madero Muñoz fue asesinado en Santa Marta, Magdalena por un desconocido mientras repartía ejemplares de periódicos locales y nacionales.

Hoy, diecisiete años después de su muerte, el caso de Jairo permanece en la impunidad, pues la Fiscalía se abstuvo de continuar con las investigaciones

En la FLIP, no olvidamos a las y los voceros de prensa que han sido asesinados en Colombia por distribuir la información que los actores del conflicto armado han querido ocultar. Gracias por recordar con nosotros.

Wednesday, 02 August 2017 11:48

Jairo Elías Márquez Gallego

El creador de la revista El Marqués, de Armenia, empezó su carrera periodística como locutor y narrador de fútbol. Sin embargo, la falta de una revista de carácter político en el departamento llamó la atención del periodista, por esta razón dedicó el resto de su carrera a la denuncia y la sátira política.

Su especial interés en la narración deportiva hizo que se trasladara a Bogotá para estudiar en una escuela de locución. Regresó a Calarcá y la necesidad de independencia profesional y sus habilidades para los negocios aumentaron el deseo de tener un medio de comunicación propio. “Recuerdo que cuando él regresó al municipio yo le dije que si quería lo metíamos a Radio Reloj, una emisora de Calarcá. Él me respondió: “No, a mí no me gusta depender de alguien, yo quiero ser independiente””, recuerda Álvaro Ortiz periodista y amigo de Márquez.

Márquez empezó narrando partidos de fútbol de manera independiente junto a Ortiz. “Recuerdo que él me decía que nos fuéramos, y con una grabadora mientras él narraba yo le hacía comentarios. El gusto por el deporte, especialmente el fútbol, siempre nos unió”, comenta Ortiz. Pero no fue sino hasta 1985 cuando Márquez decidió poner a circular la revista El Marqués, en compañía de Álvaro Ortiz y Gilberto Montalvo. La rudimentaria y antigua tipografía de su padre se convirtió en el principal aliado del periodista durante el proceso de creación del medio. “Las primeras revistas se hicieron de esa manera, levantando letra por letra. Él se amanecía levantando letra por letra los chibaletes, y después la imprimía de manera manual”, recuerda Gilberto Montalvo, entonces director de El Marqués.

Con el traslado de El Marqués a Armenia, la publicación, que para entonces había tenido un carácter meramente deportivo, empezó a tratar temas relacionados con la política de la región. “Él vio que el departamento del Quindío no tenía una revista política en donde se mostrara lo que pasaba en la región, y fue ahí cuando convirtió la revista en lo que es el día de hoy”, cuanta Marleny Moreno, viuda de Márquez. La revista era reconocida, principalmente, por su naturaleza satírica que denunciaba de forma burlesca irregularidades en la administración pública.

Sin embargo, fue su humor caricaturesco, cínico y directo, el que años más tarde despertaría el odio y la enemistad de integrantes de la clase política de la región. “Él decía lo que sentía, sin muchas veces medir las consecuencias”, recuerda Marleny. Ella cuenta que Márquez había recibido algunas amenazas en su contra, pero sus denuncias fueron en vano. Luego del asesinato, los integrantes de la policía negaron haber recibido algún tipo de petición por parte de Márquez.

Jairo Elías Márquez Gallego fue asesinado el jueves 20 de noviembre, entre las 6:00 y las 6:20 de la tarde, cerca de la calle 22 de Armenia. “Yo digo que a él ya lo estaban siguiendo y decidieron no matarlo delante del niño, porque él estuvo toda la tarde compartiendo con el niño”, recuerda Marleny. Días antes de su asesinato Márquez ya había conseguido el dinero para comprar una rotativa y poner a funcionar un periódico, Ortiz recuerda que le pidió que fuera el director del nuevo proyecto.

Para muchas de las fuentes consultadas por la FLIP, el asesinato de Márquez, y del periodista Ernesto Acero Cadena en Armenia dos años antes, son resultado de los constantes ataques a la crítica por parte de un sector con poder político y económico suficiente  para acallar las voces de denuncia y atacar la libertad de expresión en la región. “Él creía mucho en la libertad de prensa, que los medios de comunicación no debían estar contaminados de nada, de política ni de nada.”, cuenta Marleny. Aunque se ha tenido que enfrentar a muchas dificultades, el Marqués sigue funcionando. Marleny Moreno junto a algunos periodistas que fueron colegas de Márquez han hecho lo posible por mantener viva su memoria y su legado.

Han pasado 20 años y el crimen sigue impune. Este lunes 20 de noviembre del 2017 prescribió el caso sin ningún avance significativo en materia penal.

En respuesta a un derecho de petición enviado por la FLIP sobre este caso, la Fiscalía contestó que tras dos décadas de ocurrido el crimen “la investigación se encuentra en indagación preliminar” y que dentro de la misma “no se han proferido sentencias”. Ya fallecieron o asesinaron a las personas señaladas de participar en el crimen y la Fiscalía no verificó las hipótesis o líneas de investigación que se propusieron en los años siguientes al 20 de noviembre de 1997.

Ya son 78 casos que han prescrito de los 154 periodistas y comunicadores que han sido asesinados en Colombia por causas asociadas a su oficio. Márquez se suma a los 129 crímenes contra periodistas que continúan en completa impunidad y que ponen en duda las garantías para el ejercicio del periodismo en Colombia.

Page 6 of 11